Calificación:
  • 2 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
(Aventura/Romance) Las Novias de Juguete
#1
Hola gente de FM, acá les dejo constancia del relato que redacté basado en el argumento del hilo de "Llegó el Momento de Revivir el Foro" de que una bruja Semi-Lo secuestraba a un príncipe y luego otra Semi-Lo iba en su rescate.

Bueno, sin más les dejo con la lectura xD :

-------------------------------------------------------------------------------------

Las Novias de Juguete

Gatsuo Ferrer era un joven príncipe humano de una belleza extraordinaria heredara de su fallecida madre que al parir por segunda vez el retoño pereció casi enseguida y poco después la madre de nombre Eleonora por su constitución muy débil auque de ello ya transcurrió más de 15 años.
Gatsuo estaba festejando con su infinidad de novias y algunos amigotes su cumpleaños número 18 en el gigantesco palacio real ubicado al lado del inmenso castillo en el centro de la ciudad capital de Azemrein.
El Ferrer estaba sentado en un larguísimo sillón con sus dos novias preferidas en ambos brazos (una tetona de largo cabello negro y una rubia casi plana aunque las dos tenían unos rostros bellísimos).
Bueno, ya cuando empezaba a anochecer (la fiesta había durado casi todo el día) Gatsuo pensaba escoltar a sus dos novias preferidas y a unas dos o tres más para realizar una orgía en su alcoba real cuando las hadas del reino vecino de Asteris invadieron el palacio al comando la reina Nueni.
Esto sucedió como un ataque relámpago pues Gatsuo casi ni se dio cuenta de que fue separado de sus novias y secuestrado hasta que se encontraba en un calabozo esposado y encadenado bajo la atenta mirada de tres hadas petisas.
Fue entonces cuando el bello pero irresponsable y hasta muchas veces superficial Gatsuo conoció a Nueni en persona.
Nueni era una nue de 22 años que aparentaba unos 11 en años humanos aunque ya tenía algo de tetas desarrolladas.
- No me importa quién seas ni por qué me secuestraste sino que sólo te pido que me liberes…
Se expresó rápidamente y sin tapujos el humano.
- Primero tendrías que implorar y me lo empezaría a considerar…
Ese fue el único diálogo entre ambos personajes hasta que llegó la gran heroína espadachina elfa llamada Eldi al castillo en la capital de Asteris.
Pero no nos adelantemos tanto a los hechos: hacía ya un mes que Gatsuo Ferrer había sido secuestrado y su padre, Gastoni Ferrer, ya había hecho casi todo lo posible por negociar con el enemigo y hasta había enviado a misiones de rescate pero nunca hubo noticias de los guerreros enviados al reino vecino así que los consideraban caídos en combate.
Ya casi sin una solución a la vista Gastoni recurrió a la nada original idea de proclamar a los cuatro vientos por mensajes enviados por todo lo ancho Azemrein que quienquiera que liberara a su amado hijo se casaría con él y heredaría de ese modo el trono.
Llegaron entonces poco después muchas guerreras y hasta algunos guerreros de todos los rincones del reino. El rey los discriminó en persona uno por uno y una por una pero ninguno parecía realmente capacitado o capacitada para la misión.
Hasta como no podía ser de otra forma vio llegar en velociraptor a una pequeña elfa de aspecto más serio que un ataque al corazón… Pero no fue esto último en verdad lo que más le llamó la atención al rey sino que la elfa vestía indumentaria sencilla de las elfas del bosque y a lo sumo estaba armada con una espada y con arco y flechas mientras que todos los demás guerreros que se presentaron usaban lujosas y lustrada armaduras.
Cuando le llegó el turno de entrevistarse con el rey, Eldi, como todos los demás guerreros, pidió autorización para encomendarse a la faena de la misión de rescate pero además añadió que le traería viva a la capitana del ejército del reino enemigo para que el rey en persona le enseñara “modales”.
Todo esto impresionó a Gastoni que no era susceptible a las impresiones grandes…
- Muy bien, vas a ir a Asteris junto con unas guardianas personales de mi entera confianza para rescatar al príncipe heredero.
- Muchas gracias, Mi Señor, espero pronto estar de vuelta.

Dicho y hecho junto con unas tres ninjas la pequeña elfa (que aparentaba no tener más de 12 años en edad humana) emprendió el no tan extenso pero sí peligrosísimo viaje hacia la Istang, la capital de Asteris.
Las cuatro traspasaron pantanos repletos de fieros hombres y mujeres lagartos armados hasta los dientes (seguramente mercenarios contratados por la reina Nueni), luego llegaron al acantilado que separaba la frontera entre ambos reinos (en los cuales se decía que bestias del inframundo las habitaban) y tras llegar a los otros extremos se infiltraron ya en Istang.
Una vez que cayó la noche se infiltraron en el castillo mismo noqueando a cuanta hada vigilante se encontraban.
Hasta que encontraron las escaleras hacia los calabozos (sitio en el que suponían que debía estar el príncipe) y en efecto allí lo hallaron.
- Príncipe Ferrer, somos las rescatistas. En un momento lo sacaremos de allí para llevarlo al palacio.
Le informó Eldi y esta notó que el Gatsuo estaba bastante delgado…
- No tan rápido, pendejas…
La que habó era la mismísima reina Nueni con tres guardianas hadas detrás de ella mientras las cuatro bajaban las escaleras.
La lucha entre las ocho guerreras fue breve y aunque cruenta ninguna murió esa noche.
Bajo la espada de Eldi la derrotada reina Nueni empezó a notar mucho miedo…
Entonces Eldi con el mango de su espada la noqueó a Nueni y una de las ninjas empezó a llevarla a cuestas en la espalda.
- Eldi-Sama, encontré a los guerreros de otras misiones en otros otras secciones de los calabozos.
Le informó otra de las ninjas que Eldi había mandado a ver la ruta de escape.
- No podemos hacer algo por ellos o al menos no por ahora pero cuando tengamos a la reina en Azemrein podremos pedir rescate o lo que quiera el rey.

Dicho y hecho volvieron a Azemrein y una vez allí el rey enfureció al ver a su hijo tan flaco aunque éste estaba aún lúcido.
- Por favor padre déme sólo una hora para hablar con la Nue a solas.
El padre concedió la petición de su hijo aunque con reticencia pero tomó las precauciones debidas alrededor de todas las puertas del calabozo.
Gastsuo también había pedido la presencia de Eldi y ella aceptó sin tener mucha idea de lo que en realidad vendría…

Durante la hora que estuvieron en esa sala de los calabozos del castillo Nueni se sorprendió de que el joven príncipe heredero fuera tan comprensivo con ella auque lo hubiera hambreado.
Nueni les contó sin tapujos que su madre Nunali pretendía unir los reinos de Azemrein y Asteris cuando gobernaba el abuelo de Gatsuo que se llamaba Paulus y que éste realizó toda una maniobra traicionera para conquistar por la fuerza bruta a Asteris y eso que Nunali quería casarse con Paulus para este fin pacífico pese a que no le agradaba mucho… La cuestión era que al final Pualus y Nunali murieron juntos cuando entablaron combate entre sí en la así llamada “La Batalla de los Acantilados”.
Claro que Nueni les contó todo con muchos lujos de detalles que despejaron cualquier duda que pudiera haber tenido Gatsuo y hasta Eldi.
Gatsuo al salir del calabozo pidió a su padre que la pese a todo la tratara a Nueni con clemencia.
El padre nuevamente aceptó mientras sostenía a su hijo que casi de desvaneció.
- Sirvientas, llévenlo a su alcoba y proporciónenle abundante comida y bebida.
Ordenó Gatoni y así se hizo.

Aquella noche ya el príncipe en mucho mejor estado aunque aún algo débil recibió la visita nocturna de Nueni.
- ¿Cómo te escapaste del calabozo…?
- Shhh, Gatsuo, no te preocupes por esa nimiedad.
Acto seguido Nueni besó en los labios al príncipe heredero.
- ¿¡Pero qué haces…!?
- Sólo te quiero agradecer por ser tan amable conmigo aunque te hice tanto mal…
Nueni se inclinó de nuevo para volver a besarlo en los labios y esta vez Gatsuo no se resistió.
Nueni estaba vestida con un vestido blanco muy fino de una sola pieza.
La nue se desnudó ante la que ella ahora anhelaba que fuera su pretendiente a amante y se tapó las tetas de tamaño mediano.
- Muéstramelas.
Nueni retiró las manos y así Gatsuo puedo contemplar a la luz de los faroles de su habitación los pezones invertidos de la nue.
Lo cierto era que Nueni no le resultaba ni fea ni guapa pero verla tan ansiosa, nerviosa y avergonzada empezó a hervirle la sangre al Ferrer.
Tuvieron mucho sexo vaginal con bastantes besos y caricias incluidos.
A mitad de todo aquello Eldi que estaba vigilando la entrada de la habitación del príncipe sonrió y se alejó de la misma para ir a cobrarle la recompensa al rey.
Responder
#2
cuando eldi entro en el calabozo donde estaba el principe gatsuo y lo vio muy flaco pense que era por las torturas sexuales que lo habian dejado seco y flacuchento XD
y tambien minimo hubieras puesto que los hombres lagarto ayan a trapado a una loli ninja si estaban armados asta los dientes , no todo tiene que ser color de rosas.

por cierto esta imagen es algo parecido a lo que me imagine cuando fueron confrontados por los hombres lagartos XD

[Imagen: w2DAARo.jpg]

y me hubiera gustado un tiranosaurio como la mascota de eldi Cansado
como este

[Imagen: Fuvbeok.jpg]

pero solo es mi humilde opinion en fin muy buena historia compadre saizoh gracias pase un buen momento mientras leia doblegoodjob
Responder
#3
Hola Súper CG, te respondo:

Ja ja ja ja, están muy buenas las imágenes... xD.

Pero bueno, compa, en este caso hice a apropósito que la historia fuera bastante ligera (light) porque quise redactar una en la cual al final todo terminaba bien...

Ya es muy probable que para las próximas historias que me salgan (si es que me salen) sean todas oscuras (en el mejor sentido de la palabra en cuanto a historias de ficción) xP.

¡Un saludo, Súper CG!
Responder
#4
Hola gente, como mencioné en el hilo de "Huevones sin algo que hacer..." acá dejo la segunda parte de "Las Novias de Juguete".

La historia no finaliza con esta segunda parte sino con una tercera que sí que será la última parte de esta historia y de ahí pasará a estar cristalizada.

Bueno, sin más les dejo leer la segunda parte xD:

----------------------------------------------------------------------------------------

- ¿Puedes creerlo? ¿Dónde se vio que un humano y una elfa se casen…?
Le preguntó Nataly a su amigovia Kuroné y ésta última le respondió:
- Pues en muchos de los reinos vecinos ya empezó a ser algo bastante común… y no me hace falta creerlo porque lo estoy viendo ahora mismo…
Y en efecto las dos minas estaban presentes cuando los ahora el rey Gatsuo y la reina Eldi estaban a punto de casarse ante las deidades y frente a Gastoni, su séquito, casi la mitad de los súbditos que acudieron a la invitación, algunas gentes de Istang (entre ellas Nueni), los demás guerreros que fueron en rescate de Gatsuo que fueron secuestrados en el castillo de Istang y por último la familia y el jefe de la tribu a la que pertenecía Eldi.
- Qué yegua tan puta…
Susurró Nataly y si hubiera rechinado los dientes un poco más fuerte casi se la podría haber oído. Kuroné la alcanzó a oír pero no agregó algo más…
Pero Kuroné era mucho más moderada que su amigovia ya que ella se conformaba con ser concubina de Gatsuo mientras que Nataly le había confesado que deseaba ser la reina y parir al heredero o heredera de Gatsou.
Ahora Nataly veía arruinados sus planes de reinar sobre Azemrein pero claro está que no se iba a quedar con los brazos cruzados puesto que con todos sus ahorros y los de Kuroné le pagó en persona a los mercenarios reptilianos que eran los mismos que trataron de impedirle el paso a Eldi y a las sirvientas personales de Gastoni para que mataran a la elfa de piel clara, ojos verdes y cabello rubio lacio que le llegaba hasta un poco debajo de los hombros.
Entretanto la sacerdote humana (una anciana de 90 años) pronunció las palabras finales que siempre se dicen en estos casos y que nos negamos a reproducir en esta historia:
- Eldi, te quiero, tu audacia, valentía y templanza me hicieron enamorar de vos.
- Gatsuo, yo también te quiero y te deseo: bésame ahora para que nuestro amor dure hasta que la muerte por vejez nos separe.
Y bueno, como no podía ser de otra manera justo antes de que sus labios hicieran contacto no una, ni dos, sino tres flechas volaron hacia el altar (una hacia Gatsuo y las otras dos hacia Eldi).
- ¡Guarda!
Gritó Eldi, que fue la primera en percatarse de la amenaza.
Esquivó las flechas que iban hacia ella y defendió a su esposo interponiéndose entre él y la flecha. Lo que le costó que la flecha se le clavara en el hueso más grande del antebrazo.
- ¡Eldi…!
Cuando apenas Gatsuo se agachó para auxiliar a Eldi ambos vieron que unos reptilianos de pieles unos azulada y otros verdosa se abrían paso a espadazos y hachazos entre los invitados.
- ¡Hijos de re mil putos! ¡No van a seguir hiriendo a nadie más!
Gritó Gastoni Ferrer desenvainando su espada y entrando en combate con los dos reptilianos que tenía más cerca. Rápidamente unos guardias del castillo y las sirvientas personales del antiguo rey imitaron a su Amo.
Todo el radio alrededor del altar era un caos de gritos, ruidos metálicos, gentes tratando de correr para un lugar y para el otro y sangre derramada…
Gatsuo saltó del altar con la herida Eldi en brazos para alejarlos del rango de los ballesteros apostados sobre las copas de dos de los tres grandes árboles más cercanos.
- ¡Abran el portón!
Los operadores del portón oyeron la orden se su nuevo rey pero no la obedecieron.
- ¡Les digo que abran el portón!
Les gritó el rey.
- Lo lamentamos, señor Ferrer, pero de acá usted no pasa.
Gatsuo no entendió lo que pasaba hasta que una daga le fue clavada de forma recta (pues el hombre humano estaba frente a él) en el lado derecho de la panza.
- ¡Uuuh…!
Entonces Eldi agarró del cuello del tipo humano y le hubiera arrancado la garganta con su inmensa fuerza de no ser porque el segundo guardián de portón apartó al primero del alcance de la reina elfa.
- ¡Son unos soretes vendidos!
Los acusó con justa razón el Gatsuo.
- Sí, pero ya somos unos soretes ricos.
Anunció el segundo del portón apuntándoles con una ballesta mientras el otro recuperaba el aliento.
- Raptero, déjalos lisiados.
Ordenó Eldi mientras se paraba como podía y se desgarraba hasta las rodillas el vestido de novia que llevaba puesto.
Los dos guardianes no entendieron lo que decía la elfa hasta que quedaron fuera de combate gracias al velociraptor de Eldi pues éste le dio un fortísimo coletazo al de la ballesta hasta fracturarle la columna vertebral y al otro le hincó los colmillos en ambos hombros.
- Uff, no queda de otra…
Concluyó Gatsuo.
- ¡Grrr…!
Fue toda la respuesta de la muy inteligente y fuerte criatura de mediano tamaño.
Pero casi no tuvieron tiempo para recuperarse pues cuatro mujeres lagarto arremetieron contra el trío pero Eldi subió con presteza a su velociraptor, subió a Gatsuo detrás de ella y Raptero corrió todo lo más rápido que pudo muy pegado a la muralla que protegía el castillo.

Pero el precio de agarrar a Gatsuo fue muy alto pues la herida pasó a ser fractura del hueso más grande del antebrazo y el dolor estaba haciendo que Eldi se desmayara pero la mantenía en vigilia el deber de proteger a su esposo que seguía perdiendo sangre por el costado de la panza… Si llegaban a sobrevivir al ataque sorpresa de los reptilianos sería casi de milagro…

Entretanto Gastoni, sus guardianes y sirvientas personales seguían peleando contra los reptilianos pero lo que más alarmó al mayor Ferrer fue que ante los caídos reptilianos los reemplazaban ogros, orcos, trolls y góblins.
Nueni por su parte hacía caer a los enemigos con su tridente junto con sus sirvientas personales procurando llegar cerca de las fuerzas del antiguo rey.

Mientras Nataly se acercó al jefe de los mercenarios reptilianos y se entabló el siguiente y breve diálogo:
- ¿¡Se puede saber qué hacen!? ¡Les pagué sólo para que mataran a Eldi y no para que hicieran semejante despelote!
- Lo lamento, Nataly, pero me pagaron un muy buen extra para hacernos con el castillo de Azemrein.
Dicho esto Largar (así se llamaba el jefe) le propinó un fuerte golpe en el costado de la cabeza a Nataly dejándola mordiendo el pasto del suelo…

- ¡La reputísima…!
Expresó Largar cuando fue rodeado por Nueni y sus sirvientas al poco rato.
- Ríndete y te dejaremos vivir.
- ¡Muerte antes que deshonra! ¡Raaar…!
A pesar de su gran musculatura Largar fue derrotado con muy pocos movimientos…
- Uuugh, primero me burlan en el pantano que es mi territorio y ahora aquí… Perdí mi honor…
Expresó ya en el suelo el hombre lagarto…
- ¡Basta de taradeces! ¡Dinos quién te contrató para armar este ataque!
Le apremió Nueni viendo que Gastoni se acercaba al lugar con un brazo herido.
Antes de que alguien se percatara el cuello de Largar se dobló 360 grados…
- ¿¡Pero qué…!?
Nueni, Gastoni y los demás vieron aparecer ante sí a una elfa muy alta, de piel muy oscura y muy tetona acompañada de dos inmensos ogros que portaban un mazo gigantesco cada uno.
- Yo fui la que los contrató a estos patéticos perdedores.
- Los mercenarios no reptilianos son los de tu banda, ¿verdad?
La increpó Nueni.
- ¿Por qué haces todo esto?
Le preguntó Gastoni.
- Por ansia de conquista, ¿por qué más sería?
Nueni se irritó sobremanera, apuntó su tridente disponiéndose a lanzar un relámpago sobre la elfa pero el tridente se le dobló para abajo y lo mismo les pasó a las armas blancas y los arcos y flechas se partieron en dos de todos los demás del bando de Gastoni.
- Ríndanse o mis compañeros los van a vapulear.
Les advirtió Ranka bajando el brazo que finalizaba en un puño (luego descubrirían que así se llamaba la elfa) mientras los dos ogros se golpeaban el pecho con la mano libre.
Todos entonces se dieron cuenta de que Ranka poseía telequinesia y las piernas les temblaban por el terror…

Al otro lado del castillo y cerca de la muralla que lo protegía Gatsuo llevó dentro de la casa de una familia de agricultores a Eldi (que ya se había desmayado) y cuando éste no pudo más los preocupados aldeanos la cargaron hasta recostarla en la cama doble de los dueños de la casa…
- Gracias a Elron que pudieron escapar…
Mencionó Analía, la dueña de casa, tras escuchar todo de parte del convaleciente Gatsuo (que estaba postrado al lado de Eldi en la misma cama a causa de que los aldeanos no querían mover mucho a ninguno). Gatsuo fue vendado mientras les contaba todo a los Faush y Eldi también fue vendada y su brazo herido inmovilizado con dos tablas de madera.
Poco después Gatsuo y los Faush vieron a una criatura circular de un solo gran ojo rojo con largos tentáculos de color negrizco levitando a mitad de la alcoba. Nadie la había visto entrar por lado alguno pero apenas la advirtieron ésta empezó a hablar:
- ¡Azemrein es nuestro!
Y no sólo la alcoba sino que toda la casa se oscureció en pleno día…
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Pequeña aventura en el metro [+18] [Loli] Basster 3 10,861 23-11-2017, 12:25 AM
Último mensaje: Juanca211
  (Aventura, Yuri) Homúnculi (+15) saizoh 0 1,957 08-11-2016, 10:33 AM
Último mensaje: saizoh
  [Comedia] [Romance] Ex-escuela de chicas B-12 (7/7) Basster 28 13,348 26-02-2016, 02:38 PM
Último mensaje: Basster
  [Romance][Loli] EL DIARIO DE EMMA 7 ´FINAL - EPILOGO keiichii vasilisco 2 3,378 09-10-2015, 02:01 AM
Último mensaje: MIJO4
Corazón [Romance][XxX] Suspiros entre el Silencio Verso 2 2,259 22-08-2015, 08:45 AM
Último mensaje: Verso

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)