Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Sister Psycho (Original, Yuri, Niña Futanari, Terror Slasher) +18 (GORE)
#1
SISTER PSYCHO
         La noche se cernía sobre un seco y árido desierto; atravesado por una carretera mal asfaltada. Un desierto de color rojizo con un calor abrasador de día; y un frío gélido de noche. Y dos hermanas huyen de la casa de una gran tirana sexual que las controlaba y las violaban; en un coche verde, llevando una gran bolsa con una gran suma de dinero que podía llevarlas a una vida sexual mejor. Dos niñas de apariencia de entre 11 y 8 años; a la que más mayor llevaba el auto perdiéndose por el desierto; una morena de pelo largo, y otra de pelo corto, que era la más pequeña. Dos hermanas que huían de la ley. Vestidas con camisas y pequeñas faldas; y calzando pequeños zapatos. La más mayor; se llama Hilde, y la pequeña, su nombre era Trixi. Eran bellas y lindas, donde vivían en un mundo alternativo donde solo viven niñas. Hilde estaba un poco apenada, y Trixi, algo más tranquila; porque fue la que tuvo el plan de robar a la señora de la casa la bolsa de dinero.
 
         Hilde: Todavía no se a donde vamos – dijo algo confusa
 
         Trixi: ¿A dónde va a ser? A vivir en nuestra casa de ensueño… podemos tener una vida sexual activa, sin tapujos… con este dinero, podemos huir de este estado – dijo a Hilde un poco tranquila
 
         Hilde: La verdad… me encantaba la casa donde nos acogió Fabiola – dijo algo apenada
 
         Trixi: Fabiola es fantástica, pero me gustaría que nuestra aventura sexual sea entre tú y yo… sin normas y alejado de todo… - dijo intentando tranquilizar a Hilde
 
         Hilde: Siempre he soñado que solemos tener la libertad de jugar con nuestros cuerpos… supongo que lo entiendo, pero no podemos estar en la carretera… debemos buscar algún lugar para poder dormir y dadnos una ducha… llevo dos días sin ducharme… - dijo Hilde algo preocupada
 
         Trixi: Ya encontraremos algún hotel… para eso, tenemos esta gran suma de dinero – dijo un poco alegre hasta que avista un extraño edificio en medio de la nada, al lado de la carretera – Mira, tanto hablar de un hotel… hemos encontrado uno…
 
         Al aparcar en un especie de aparcamiento que es más bien un trozo de suelo seco de alquitrán y arena mezclada; mostraba un motel de mala muerte, echo de madera vieja con ventanas negras y un portón viejo y maltrecho. Parece que lleva como un poco abandonado el lugar. Hilde se pone un poco nerviosa por el lugar
 
         Hilde: No… no me encanta este lugar
 
         Trixi: Tranquila, es un lugar seguro para nosotras dos… vamos – dijo Trixi mientras sacaba dos grandes maletines y se metía dentro con su hermana muy decidida mientras pensaba de que su sueño se iba a cumplir
 
         Al entrar dentro del monstruoso motel; el interior era un poco más lúgubre; el recibidor tenía un pequeño mostrador vació, con solo un pequeño ordenador y una lámpara. Las paredes tenía un color verde bastante chillón y a la vez desgastado. El recibidor tenía una puerta que entraba a la cocina, al lado de la puerta de entrada; y al fondo, un pasillo con dos puertas blancas. Pensaba que el motel estaba abandonado, pero había una niña con un vestido negro, rubia y de pelo largo; con un aspecto un poco aterrador. Vieron a sus nuevas clientas
 
         Recepcionista: Buenas… bienvenidos a mi motel; si queréis una habitación; cuesta solo 10 lolidólares – dijo con tono muy relajada
 
         Hilde: Un poco barato… ¿no? – dijo un poco extrañada y algo asustada por el aspecto de la recepcionista
 
         Trixi: Mucho mejor… - dijo sin mostrar temor hacia la extraña chica.
 
         Trixi sacó la maleta, donde tenía todo el dinero robado y cogió varios billetes para que fuese el precio justo, para dárselos a la recepcionista. Ella vio la maleta, pero no parecía sorprendida, y pensó que no tenía mucha importancia. La recepcionista cogió unas llaves que tenía colgadas en una pared y se los da a las dos mientras decía
 
         Recepcionista: Habitación Número 1, la primera puerta al fondo del pasillo
 
         Trixi: Gracias…- dijo alegre mientras las dos se dirigían a su habitación
 
         Las hermanas abrieron la puerta, y entraron en la habitación. Una habitación casi vacía, con paredes verdes vacías, con una cama solitaria en una esquina. Una pequeña puerta accedía a un pequeño baño, con una ducha algo pequeña, pero Trixi comentó
 
         Trixi: Hm, pero a pesar de todo, podemos caber las dos
 
         Hilda: Si… lo se – dijo Hilda un poco extrañada mientras cerraba del todo la puerta
 
         Trixi: ¿Qué haces? – preguntó con curiosidad
 
         Hilda: Esa chica no me da confianza – dijo un poco asustada
 
         Trixi: Tranquila… si fuese una asesina en serie, estaría en la cárcel
 
         Hilda: Si… lo se… - dijo Hilda un poco asustada por el lugar – Pero mañana por la mañana, nos vamos de aquí
 
         Trixi: De acuerdo…
 
         Las dos dejaron las maletas en medio del suelo. Y Trixi empieza a quitarse su ligera ropa con total facilidad para quedarse completamente desnuda… con pezones redondos, vulva rosada y bello trasero. Hilda también se desnudó completamente mostrando unos pezones rosados y pecho plano, con un culo pequeño pero redondo, y una pequeña vulva. Ella se descalzaron y se quitaron los calcetines. Hilda se echo en la pequeña cama, y vio como Trixi sacaba de una de las maletas, un consolador doble pero de menor tamaño… Hilda se excitó un poco
 
         Hilda: Me vas a follar duro… y la rara que tenemos al lado… - dijo bastante atrevida
 
         Trixi: Pues que nos escuche… - dijo mientras metía uno de los extremos del consolador gimiendo de placer
 
         Trixi se echa en la cama, sobre Hilda, con el otro extremo del consolador colgando y rozando el coño de su pequeña hermana. Trixi mete el juguete en la pequeña vagina de Hilda, completamente hasta dentro, y acostumbrada a grandes juguetes. Mueve su cadera hacia el juguete, mientras este se penetra para dentro del coño de Hilda haciendo que gima, por lo que ella decide hacer lo mismo para que las dos tengan grandes y duras penetraciones, moviendo sus pequeñas caderas hacia el juguete. Gemía de excitación, y sus coños empezaban a lubricarse y humedecerse por la excitación. Hilda y Trixi empezaron a besarse las dos en la boca, mientras de penetraba duramente, pero sin rapidez, para sentir la rica sensación. Las dos jugaban con sus lenguas, sin percatarse de que una mirona observaba la escena desde una mirilla colocada en una de las paredes, que tenía una gran vista de sus bellas caderas y de sus ricas vulvas penetrándose una y otra vez. La chica se excitaba al ver la rica escena. Hilda y Trixi seguía penetrándose y besándose una y otra vez. Sus gemidos se escuchaban en todo el motel, sin saber las desgraciadas de que la loca estaba espiándolas y escuchándolas. Hasta que las dos se empezaron a eyacular a la vez, muy abundante y viscosa, gritando de excitación y entre gemidos. Sus finas piernas estaban completamente empapadas del viscoso líquido, y las dos, seguían besándose.
 
         Trixi: Nos metemos en la ducha ahora…
 
         Hilda: De acuerdo…
 
         Las dos sacaron el juguete de sus coños, y se dirigieron a la pequeña y estrecha ducha, en que vieron que las dos podían caber sin problemas. De azulejos de color azul, y solo teniendo una cortina rosada. Trixi corrió la cortina para tener un poco más de privacidad, y Hilda, completamente abrazadita a ella, abrió la llave de la ducha, para que el agua recorriese sus pequeños cuerpos. Las hermanitas disfrutaban del agua, y Trixi empezó a besar a su hermanita en la boca, metiendo la lengua mientras le tocaba el coño, haciendo que se excite un poco. Sin percatase de que alguien ha entrado en el baño, y una amenazante sombra aparecías tras las sombras. Trixi y Hilda estaba completamente metida en sus fantasías, hasta que sería truncada cuando abre la cortina con violencia, haciendo que se sorprenda y cuando vieron que tenía un gran cuchillo sobre ellas. Las dos gritan de terror, y aprovechando que las dos estaban completamente abrazadas, las empiezan a apuñalar sin parar en los cuerpos de las dos niñas; atravesando sus nalgas, sus espaldas, sus vientres y sus pezones una y otra vez, agujereándolas mientras gritan y pide ayuda; las paredes se empiezan a salpicar de sangre, y recorriendo las piernas de las dos niñas donde se va todo por el desagüe. Hilda grita de dolor y entre lloros, mientras Trixi pide ayuda en un motel rodeado de la nada. Cuando al parecer, la matanza iba a terminar ahí; el último movimiento fue rajando los coños de las dos niñas con haciendo que grite de terrible dolor, arrancando sus clítoris. Las hermanas se desploma en el suelo, abrazadas y muertas sobre un charco de sangre… sus pezones estaban destrozados y casi mutilados, sus estómagos perforados con grandes agujeros, sus carnosas nalgas destrozadas y sus vulvas arrancadas. Ella cierra la ducha; y es cuando escucha acercarse un coche al motel, escuchando como entraba en el aparcamiento. La asesina lava el cuchillo en el lavabo con rapidez, y cierra la puerta de la habitación con llave, dejando a las dos niñas desplomadas en la ducha. Un coche rojo descapotable había llegado, y la ocupante vio un coche verde aparcado en el aparcamiento. Ella se bajó, era una niña rubia de pelo muy largo hasta su cintura con un pantalón corto vaquero y una chaqueta rosada y blanca, y de ojos azules, calzando unos zapatos y calcetines blancos. La recepcionista observaba a su nueva cliente, una hermosa rubia y linda. Nunca pensó que iba a tener bastantes clientes una tras otra; esta decidió sentarse en el mostrador intentando disimular todo. La niña entró en el motel, extrañando un poco por el lugar, pero no le dio miedo, y vio a la recepcionista
 
         Recepcionista: Buenos días… ¿qué se le ofrece? – preguntó ella con total tranquilidad y disimulando lo que ocurrió con las hermanas
 
         Niña: Vengo a buscar a dos niñas, tiene una apariencia de entre 8 y 11 años, y es que ellas tiene algo mío.
 
         Recepcionista: ¿Algo tuyo? – preguntó la recepcionista un poco sorprendida
 
         Niña: Si, mi nombre es Fabiola, y es que esas dos chicas son mis sirvientas y esclavas sexuales. Esta mañana, les di un gran maletín de dinero para que lo ingrese en el banco, y han desaparecido. Yo creo que han huido con el dinero, y quiero encontrarlas y castigarlas duramente – dijo un poco atrevida
 
         Recepcionista: No hace falta… las dos niñas ya estuvieron y se fueron, ellas llevaban un coche azul y dijeron que iban a la próxima ciudad
 
         Fabiola: Ay… que perras son… dentro de poco será de noche, así que seguro que se acampará en algún hotel de las afueras. Me gustaría quedarme aquí, a parte, he salido un poco apurada y quiero darme una ducha
 
         Recepcionista: Bueno, si estás apurada… te daré la habitación 2, y a la vez, paga la casa
 
         Fabiola: ¿De verdad? – preguntó un poco confusa – Tengo mucho dinero y…
 
         Recepcionista: No hace falta… lo va a pasar muy bien aquí – dijo con tono pícaro mientras le da las llaves
 
         Fabiola: Oh, de acuerdo… ¿la habitación 2? – preguntó ella
 
         Recepcionista: En el pasillo… a fondo…
 
         Fabiola: Oh, gracias… tengo algo atrevido que decirte, soy futanari… si por un casual, quieres hablar más cosas, tendré la puerta abierta – dijo ella un poco atrevida
 
         Recepcionista: Me encanta las futanaris… espero que haga unas cosas aquí, y voy… - dijo un poco atrevida
 
         Fabiola: Eso me pone contenta – dijo un poco excitada
 
         Se dirige a la segunda habitación, al fondo sin darse cuenta de que las chicas que está buscando estaban casi a unos pocos metros de ellas y muertas. Entra en la habitación, casi igual a la otra, con paredes casi vacías, con una sola cama, y el baño y la ducha completamente pequeño. Ella se desnuda con total tranquilidad, quedándose desnuda, mostrando unos pezones redondos y abultados, unas nalgas muy redondas y con un pequeño y atrevido pene relajado con unos redondo y hermosos testículos. Ella se mete en el baño, dirigiéndose a la pequeña ducha, y lo abre recibiendo el agua en su bello y femenino cuerpo
 
         Fabiola: Me la voy a pajear un poco… termina lo que está haciendo, y ayúdame un poco – mientras empezaba a tocar su pene, apretándolo un poco, soltando pequeños gemidos.
 
         Mientras Fabiola se ducha; la recepcionista saca el cuchillo ensangrentado que mató a las dos hermanas. Escuchaba los gemiditos de Fabiola, quería hacer algo bárbaro. Fabiola estaba de espaldas a la puerta del baño, mostrando su bello culo, y su pene erecto listo para supuesta diversión que iba a hacer. Escuchó pasos tras ella, así que se puso frente a ella, con su pene erecto mientras decía
 
         Fabiola: Vamos, atrevida… ¿qué sabes hacer…? – Pero vio como la recepcionista tenía un cuchillo ensangrentado y ella dijo un poco nerviosa - ¿Qué… qué vas hacer con ese cuchillo…?
 
         Pero no la contesta, y lo que hace es de un corto vertical directamente a su pene erecto cortándola, haciendo que ella grite de dolor, mientras su pene y sus testículos caía en el plato de la ducha. Y empieza a rajar su loli cuerpo con cortes horizontales destrozando sus pezones y sus nalgas, mientras ella grita de terror y dolor, pidiendo ayuda, mientras la ducha se llena de rojo sangre en paredes, suelo y baño… le rebana los pezones y le raja el culo, destrozándolo. Después de destriparla, y cuando la ducha se llenaba de rojo oscuro sangre, ella se desploma muerta sobre en el suelo del baño. Después de eso, ya no viene un coche más. La dependienta se marchó del lugar, con el dinero robado y el motel quemándose, con las tres cadáveres en su interior, borrando toda prueba viviente. Después de eso, no se la vio más.
Responder
#2
Después de leerme el fanfic completo tengo un par de dudas.

Al inicio del relato dice: "La más mayor; se llama Hilde, y la pequeña, su nombre era Trixi." Pero a través de la historia pareciera que la mayor es Trixi, además de que a mitad del relato mencionas que Trixi es la mayor. Estoy confundido xD

Otro detalle que me llamo la atención es que al inicio del relato la "mayor" se llama Hilde pero a mitad del relato cambias el nombre a Hilda.

Hablando del fanfic, me gustó hasta que comenzó el género slasher xD

Saludos!
Responder
#3
Tienes una narrativa muy buena y colorida, sin embargo, te recomiendo releer tus escritos, mientras leía me hizo mucho ruido la forma en la que no conjugas los plurales, te faltan "n" y "s" al final de muchas palabras, por otro lado, noto una casi completa ausencia de signos de interrogación y problemas para mantener el hilo de los personajes como se mencionó en el comentario anterior.

Fuera de eso, muy buen escrito
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  [Yuri] [+18] Niñera a tiempo completo. (1/2) Basster 2 336 10-06-2018, 01:56 PM
Último mensaje: Koyuki
  Loli Snuff (18, Slasher) - capítulos cortos - FranziskaJimenez 2 7,271 18-06-2017, 11:11 PM
Último mensaje: FranziskaJimenez
  (Aventura, Yuri) Homúnculi (+15) saizoh 0 1,957 08-11-2016, 10:33 AM
Último mensaje: saizoh
  (Yuri) Das Resultat Sagt Alles (+15) saizoh 0 1,069 02-11-2016, 11:01 PM
Último mensaje: saizoh

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)