Calificación:
  • 2 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[+18][loli] Los relatos de Kodomi-chan
#1
Los hechos, lugares y personajes de la siguiente historia son ficticios, etc...

Relato 1: Las travesuras del viento

-¡No puedo creer que me siga sucediendo esto!

Gritaba la pequeña Kodomi-chan de diez años para sí mientras colocaba el pantalón de su pijama en el tendedero, el cual estaba mojado en el medio y gran parte de las piernas. En el tendedero de atrás colgaba una sábana igualmente mojada que despedía un olor a orina cada una corriente de aire la hacía moverse.

La pequeña miraba avergonzada su pantalón colgando mientras usaba sólo la blusa del pijama y sus bragas rosadas con un estampado de conejo al frente cuando empezó a sentir un poco de humedad a la altura de su ombligo.

-¡No puede ser! –exclamó mientras tiraba de la blusa para mirarla. De inmediato se dio cuenta de que esta también se había mojado- ¿¡La blusa también!?
No había opción, así que comenzó a desabotonar la blusa sonrojándose un poco más con cada botón como sabiéndose observada. Cuando todos los botones estuvieron desabrochados, Kodomi procedió a despojarse de la prenda dejando expuesto por completo su delgado torso: un adorable ombligo ovalado que marcaba en una línea vertical en el centro de su abdomen; una marca apenas perceptible que revelaba donde terminaban sus costillas; aquel pecho plano, pero con una figura que ya rebelaba su desarrollo próximo y un encantador par de pezones rosados y, por detrás, una línea que marcaba su perfecta columna en la espalda.

Incómoda y sonrojada por permanecer casi desnuda al aire libre, la pequeña dudó un momento de quitarse sus braguitas, pero no tenía opción, pues era lo que estaba más mojado.

Hundiendo los pulgares entre el resorte de su ropa interior y su piel desnuda, Kodomi-chan comenzó a temblar de nervios. Estaba sola, pero permanecer al aire libre la hacía sentir expuesta. Armándose de valor, finalmente se atrevió a quitar las bragas, enseñando su redondo y brillante trasero y aquella coqueta rayita que marcaba la separación de sus labios mayores sobre la cual lucía un horizonte brillante sin vello alguno.

Antes de colocar sus bragas en el tendedero, una sensación detuvo a la pequeña; el viento llevaba ráfagas cada vez más constantes que acariciaban su zona íntima. Siempre le había gustado la sensación del viento ondeando su cabello, pero era la primera vez que lo sentía en esa parte de su cuerpo… y se sentía bastante bien.

Aún estaba un poco húmeda por la orina, lo cual incrementaba la sensación del aire que cada vez soplaba más fuerte. Kodomi sintió un hormigueo en el clítoris e inconscientemente posicionó su cadera hacia el frente, cómo si tratara de señalar con la pelvis el lugar del que provenían las corrientes de viento.

Su vagina ya no sólo estaba húmeda por los restos de orina.

Las sensaciones eran cada vez mayores y la pequeña sólo quería seguir aumentando la intensidad así que, sosteniendo sus bragas mojadas entre el dedo corazón e índice de la mano izquierda, extendió sus labios vaginales para permitir que el aire acariciara su himen intacto.

Sentir el viento en la totalidad de su vagina llevó a Kodomi a un nivel de placer tan alto que orinó sobre sus piernas apenas siendo consciente de ello y causándole una sensación de mareo que le hizo tambalear las piernas y soltar la ropa interior de su mano, la cual fue llevada por el viento.
[Imagen: 0DjROoU.jpg]
Responder
#2
Ja ja ja, esa Kodomi es una loquilla... xD.

¡Saludos!

PD: Ojalá dejes el relato dos pronto ja...
Responder
#3
Relato 2: Jugando al ninja


Tras algunos segundos, Kodomi logró recuperarse de los espasmos provocados por su primer orgasmo justo a tiempo para ver como sus bragas volaban por sobre la barda del jardín hacia la calle.

La pequeña era la única loli con la edad necesaria para vestir esas braguitas en las cercanías por lo que pensó que si alguien las encontraba sabría a quién pertenecían y si seguían mojadas para entonces sabrían que aun moja la cama.

El miedo la impulsó a actuar y, sin pensarlo, saltó la barda del jardín. De inmediato se dio cuenta de su equivocación pero ya era tarde, estaba completamente desnuda en la calle sin posibilidades de volver, pues la barda era más grande desde afuera. Por si fuera poco, sus padres habían decidido quitar la llave escondida bajo el tapete de la puerta por seguridad.

Al principio se asomaron un par de lágrimas en los ojos de la pequeña, pero luego se dispuso a concentrare en la búsqueda de sus braguitas perdidas, probablemente encontraría algo en su camino para cubrirse. Además era muy temprano, el alba apenas se asomaba, era probable que los vecinos apenas estuvieran despertándose, quizás podría encontrarlas antes de que tuvieran oportunidad de verla.

Desnuda por completo comenzó a caminar en la dirección que corría el viento. Tenía sentido, pues era el viento quien se había llevado su ropa interior y le dio resultado casi al instante: Sus bragas estaban atoradas en la rama de un árbol, para su mala suerte ese árbol se encontraba en el jardín de una casa. Aunque era arriesgado, decidió entrar por el pequeño corral que cercaba aquel jardín. El árbol era algo liso, pero con muchas ramas por lo que no era un problema subir hasta donde las braguitas se encontraban ondeando por el aire.

Corrió lo más rápido y silencioso que pudo. Su corazón latía no por el esfuerzo físico que necesitaba para correr sino por el sentimiento que le producía la posibilidad de ser sorprendida completamente desnuda.

Cuando llegó al árbol comenzó a escalar por las ramas con una velocidad impresionante que le era otorgada gracias a la adrenalina. En pocos segundos logró llegar a su meta. La ropa interior estaba en la punta de una rama muy delgada, por lo que tuvo que tomarla desde otra rama que aguantara su peso. En esa rama, tomó una posición completamente horizontal para fijar sus piernas y una mano libre a esta, mientras con su otra mano alcanzaba sus bragas.

Alcanzó la prenda sin problemas, pero mientras estiraba su cuerpo, un nudo en la rama sobre la que estaba se frotaba en su zona íntima que, junto con la posibilidad de ser vista desnuda le produzco cierto cosquilleo que volvió a ponerla húmeda casi al instante. Su cabeza comenzó a turbarse. Sabía que necesitaba moverse rápido, pero aquella sensación la invadía profundamente. Antes de darse cuenta ya se encontraba frotando el clítoris al nudo de la rama con la ayuda de los fluidos que su vagina había comenzado a segregar.

Mientras su respiración se aceleraba y comenzaba a gemir sin darse cuenta, Kodmi comenzó a fantasear con la puerta de la casa donde se encontraba; el propietario, un hombre adulto o quizás un estudiante universitario, salía de ahí a ver su jardín y lo primero que vería sería a una loli pervertida masturbándose en la rama del árbol. El hombre quedaría petrificado por la sorpresa que encontraría.

En este punto la pequeña estaba tan metida en su fantasía que se imaginó a sí misma ofreciéndose a aquella persona abrió los labios de su vagina con los dedos medios de cada mano mientras continuaba jugando con el clítoris usando sus pulgares.

El hombre imaginario se acercaba ya con los pantalones abajo y con las manos al frente, listas para posicionaras en el trasero de Kodomi mientras su pene ya completamente erecto aceptaría la invitación para explorar las cavidades prohibidas de la loli quien se acercaba al climax con cada paso que daba el hombre.

La fantasía se volvió tan vívida que Kodomi casi sintió las manos de su hombre imaginario masajeando su trasero. Levantó la pelvis y, sintiendo su vagina observada, explotó en un éxtasis mayor al que había tenido antes. Se contrajo nuevamente hasta que sus brazos y piernas perdieron fuerzas, la rama del árbol estaba muy húmeda.

Sin darse cuenta, su cuerpo se balanceó a un lado y sin fuerza en sus extremidades cayó al suelo del jardín. No se hizo daños graves, pero sintió algo de dolor que la hizo mantener la posición en la que estaba con el abdomen en el pasto y su trasero apuntando a la casa.

-Hola -dijo una voz aguda tras de sí que le hizo abrir los ojos de par en par- ¿Quién eres tú?

Kodomi volteó su cabeza lentamente para ver a quien le hablaba, era un niño en edad preescolar.
[Imagen: 0DjROoU.jpg]
Responder
#4
mmm interesante les echare una buena leida y cuando acabe te paso mi opinion Like
[Imagen: aas1.png]
Estoy de regreso y les trage algunos dibujos mas: AAS' Gallery ...
Responder
#5
lo voy a leer con detalle
después dejo mi opinión
[Imagen: 2yl0keu.jpg]
Responder
#6
Wooo interesante me quede picado con la segunda, bastante simpáticas las historias jajajaja

tengo que admitir que me quede con la duda de saber que sera de la pequeña Kodomi-chan

Es curioso pero por alguna razón cuando leí la primera parte por alguna razón me la imagine como una loli furry jajaja, supongo que es por que no se tiene una referencia de sus características jajaja
[Imagen: aas1.png]
Estoy de regreso y les trage algunos dibujos mas: AAS' Gallery ...
Responder
#7
Interesante...
Spoiler:
"Yo soy un dragón...
Tu eres un tigre...
Desde tiempos remotos, el dragón ha sido la única bestia, que ha podido igualar al tigre.
Incluso si no estas ahora a mi lado, saltare a través del tiempo y el espacio para estar siempre a tu lado.
Estos sentimientos nunca cambiaran."

Spoiler:
[Imagen: 5712238_db2b6dcf.gif]
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Pequeña aventura en el metro [+18] [Loli] Basster 3 9,861 23-11-2017, 12:25 AM
Último mensaje: Juanca211
  Loli Snuff (18, Slasher) - capítulos cortos - FranziskaJimenez 2 6,654 18-06-2017, 11:11 PM
Último mensaje: FranziskaJimenez
  [+18] [Aventuras] [Batallas] [YuriHentai] [Loli] Alice in the Continent: Alice Master FranziskaJimenez 1 3,132 28-03-2016, 03:10 PM
Último mensaje: Super CG
Corazón [Concurso] A Loli-ful Christmas Time! Kuro 5 4,053 01-12-2015, 05:25 AM
Último mensaje: Azafran
  [Romance][Loli] EL DIARIO DE EMMA 7 ´FINAL - EPILOGO keiichii vasilisco 2 2,686 09-10-2015, 02:01 AM
Último mensaje: MIJO4

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)